Construir nuestro templo interno

Muchas veces damos lo que nos sobra, ayudamos al prójimo mientras no nos incomode, más de una vez hacemos la vista gorda ante la miseria humana y aun así nos creemos parte esencial del cambio en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.